Puerto de Valencia

El Puerto de Valencia, lugar emblemático

El Puerto de Valencia es un de los lugares más agradables la ciudad. Sus habitantes lo saben bien. Es un amplio complejo en el que se desarrollan múltiples actividades empresariales, turísticas y comerciales.

Desde la década de los noventa el puerto de Valencia ha experimentado un importante desarrollo. Se han mejorado sus infraestructuras. Hoy en día, sus antiguos monumentos han sido restaurados del Puerto de Valencia han sido renovados. Los accesos a las playas han sido mejorados. Las instalaciones se encuentran plenamente integradas con el entorno urbano y marítimo de la ciudad.

De esa manera los vecinos de la ciudad y los numerosos turistas pueden disfrutar de los servicios que se ofrecen en ese emplazamiento envidiable. Entre ellos cabe desatacar la oferta gastronómica de la zona de la que el Restaurante Duna Puerto es un referente. Asimismo, el Puerto de Valencia cuenta con numerosos centros de convenciones y hoteles de 5 estrellas para asegurar que los huéspedes se sientan cómodos y satisfechos con su estancia en el Puerto de Valencia. En 2007, Valencia fue sede de la Copa América y en 2008 del Gran Premio de Fórmula I de Europa.

Pero, como todos los lugares emblemáticos, el Puerto de Valencia tiene una historia ligada a la Huerta Valenciana, al desarrollo económico e industrial de la ciudad de Valencia y por supuesto, a su cultura. No cabe duda de que la gastronomía forma parte de esa cultura. Por ello nos ha parecido adecuado hacer un pequeño repaso de la historia de este lugar tan hermoso que os contamos a continuación.

Historia del Puerto de Valencia

El Puerto de Valencia en la época de los Romanos

El historiador romano Livy informó que los primeros soldados romanos se establecieron en la zona de Valencia en el año 138 a.C. A pesar de ello, existe constancia de actividad de intercambio comercial marítimo en la zona desde el Siglo VI antes de Cristo. Más tarde se convirtió en una próspera colonia romana. Fue destruida por Pompeyo como castigo por su lealtad a Quinto Sertorio. La ciudad fue reconstruida y se convirtió en una de las ciudades más importantes de la provincia romana de la Hispania Tarraconensis.

La Edad Media y el Puerto de Valencia

Los visigodos conquistaron Valencia en el año 413 d.C., y los moros lo tomaron en el año 714 d.C. Se convirtió en la capital del nuevo Reino independiente de Valencia bajo los musulmanes en 1021. Bajo su dominio, la ciudad (llamada Balansiya) tenía un intenso comercio de seda, cuero, papel, cerámica, plata y vidrio.

El rey Pedro III de Aragón concedió el derecho de jurisdicción marítima y comercial al Puerto de Valencia. A finales del siglo XV, era la ciudad más grande de Iberia. Su puerto fue muy importante para el Reino de Aragón, con relaciones comerciales con puertos de Italia, Europa Occidental y el norte de África con base en el Puerto de Valencia.

Todo ello hizo que prosperara la actividad comercial de la zona costera. No obstante, no fue hasta 1483 cuando se construyó el primer “Pont de Fusta” (puente de madera) en la playa del Grao. Durante los siglos XV y XVI, Valencia fue una de las ciudades más importantes del Mediterráneo. Se dice que la primera imprenta española se encontraba en Valencia. También apoyó a la escuela de pintura valenciana durante siglos.

El desarrollo del Puerto de Valencia en el siglo XIX

A partir de esa época se empezaron a hacer numerosas reformas que desembocaron en un puerto con la estructura originaria de lo que conocemos hoy en día. Esa construcción tuvo un gran desarrollo en el siglo XIX. Fue en ese siglo cuando se construyeron muchos almacenes y se realizaron muchas mejoras de los edificios existentes. Los edificios más majestuosos y emblemáticos del Puerto de Valencia tienen origen en esa época.

El Puerto de Valencia exporta productos agrícolas y manufacturados que incluyen cerámica y azulejos, muebles, automóviles, productos de hierro y textiles. El Puerto de Valencia también alberga industrias de construcción naval y de procesamiento de alimentos, y el turismo es importante para la economía local.



Reserva Mesa